Bar Calders en Barcelona

Escrito por el 29/02/12 09:49

Hasta no hace mucho tiempo el Barrio Sant Antoni en el Eixample era injustamente,  una zona casi olvidada de Barcelona. Sin embargo poco a poco se va convirtiendo en el sitio donde “pasan cosas”, primero llegó Federal, uno de los restaurantes más modernos y bonitos de la ciudad y desde hace algunos meses, el Bar Calders comparte el mismo espíritu y se mantiene en idéntica sintonía para beneplácito de los vecinos de los alrededores, jóvenes extranjeros  dispuestos a descubrir cosas nuevas y parejas que buscan un rincón tranquilo para sus encuentros.

El Passatge de Pere Calders era un callejón sin salida apenas conocido en San Antoni, sin embargo en los primeros meses del año pasado el Bar Calders, ubicado en la esquina con la calle Parlament llegó para rendirle merecido homenaje al escritor catalán. Sólo hace falta que te animes a visitarlo para entender la razón de éxito. Simplemente es un bar que trata de recuperar el sabor de los bares de siempre, pero con un acertado toque contemporáneo.

Con este concepto el Bar Calders atrae a una clientela heterogénea creando una mezcla atractiva que evidentemente favorece al negocio. El local no es demasiado grande, pero dispone de una terraza en el sosegado Passatge Calders que otorga un valor agregado al bar.

Carta de platos y bebidas

Tiene estantes con libros de Pere Calders y en su carta figuran platos mejicanos, nachos del presidente y el guacamole, recordando el exilio del escritor por tierras aztecas. También sirven pizzetas de cebolla confitada, pera y gorgonzola, bocadillos de queso de cabra, tomates secos y garbanzos al pesto. Puedes acompañarlos con muy  buenos  vinos por copas a precios competitivos, como por ejemplo el Sant Antoni Gloriòs del que sólo se producen 300 botellas; pero también hallarás refrigerios conocidos como gin tonic de diferentes tipos o el clásico vermut.

El Bar Calders es un local con ambiente cálido y con carácter, uno de esos sitios ideales que tiene Barcelona  para ir con tu pareja una mañana de fin de semana, con tus colegas después del trabajo o simplemente para sentarte sólo a leer cualquier día de la semana.


Dejanos tu comentario