La verdad de Roma

Escrito por el 30/08/08 10:15

Durante el mismo viaje a Europa en el que visité sorpresivamente Berna, me tomé unos días para conocer la espléndida ciudad de Roma. La cantidad de cosas que ansiaba ver en la capital de Italia eran demasiadas para mi corta estancia.

El foro romano

El foro romano

Por ejemplo, entre lo que constituye la Roma antigua, no quería perderme el Coliseo, el Palatino, el Foro ni el Campidoglio. Tampoco podía omitir el legado del Renacimiento y del Barroco aglutinado mayoritariamente en el centro histórico: el Palacio Farnese, el Campo de’Fiori, la Plaza Navona, el Panteón, el Palacio Montecitorio, la Plaza de España, la Fontana de Trevi, etcétera. Ni dejar pasar la oportunidad, claro está, de ver con mis propios ojos la Roma cristiana: el Vaticano, sus museos y basílicas, entre otras maravillas.

Pero en el medio de todo aquello, de algún modo que hoy ya no recuerdo, acabé en la Plaza de la Verdad, más precisamente en el pórtico de la iglesia llamada Santa María in Cosmedín. Esta iglesia fue levantada por los griegos en el siglo VI sobre los restos de un edificio romano del siglo I. Y en el muro exterior de su pórtico se encuentra la archifamosa Boca de la Verdad (Bocca della Veritá): una antigua máscara de mármol pavonazzetto que, supuestamente, representa al dios marino Tritón.

La Boca de la Verdad

La Boca de la Verdad

Según el mito, si has mentido y pones la mano en la boca de la máscara, ésta se cerrará deglutiendo tus extremidades. Sí, ya sé… la leyenda suena a cuento para espantar niños. Sin embargo, allí estaba yo, haciendo junto con otros turistas la hilera para meter mi mano en la Boca de la Verdad, cuando pensé: “¿Y si de veras me come la mano?”. Claro, uno se ríe porque es irreal que suceda algo así… Pero mientras esperaba mi turno no podía dejar de fantasear: “¿Y si en serio me la come?”.

Alguien podría decirme que esto sería imposible porque miles de personas ya se han sacado la foto recuerdo en este lugar y no existe nadie que no haya mentido nunca en su vida. ¿Acaso no tenemos todos al menos alguna mentirita piadosa en nuestro historial?

Pero ¿si justo todos aquellos que metieron la mano en la boca no mintieron jamás? Entonces, al introducir mi mano en el dios Tritón, pasaría a transformarme en la primera tragedia turística ocurrida en la Boca de la Verdad.

Como verán, felizmente aquí estoy, escribiendo con mis diez dedos, a pesar de que reconozco haber faltado alguna vez a la verdad. Entonces soy la prueba viviente de que la cierta es la otra versión de la leyenda: aquella que dice que es la Boca de la Verdad justamente porque no puede hablar.

Sí, Sócrates tenía razón: “El camino a la verdad es muy largo y peligroso”. Y como todos los caminos te conduce a Roma. :D


5 comentarios para La verdad de Roma

  1. Cecilia

    Excelente nota!!! Yo no fui a la Boca de la Verdad… porque me da miedito!!
    Jajajaa

  2. Juanita

    Como decía mi abuela “hay que ver donde se mete la mano”,
    igual, cuando vaya a Roma, voy a ir a ver que pasa 😉
    Me picó la curiosidad….

  3. Deborah

    @Cecilia: Gracias por el comentario, y si te da miedo, ni te digo lo que es verla de noche, tras los rejados del pórtico de la iglesia… ése podría ser incluso otro post titulado “El terror en Roma”.

    @Juanita: Al menos puse la mano en la boca y “no en la lata” :) En serio, si vas a Roma, no te la pierdas, más allá de la anécdota son realmente bonitos el medallón, la iglesia y la plaza. ¡Valen la pena!

    Saludos!

  4. joaquin revilla

    Viaje con mi esposa de luna de miel a Roma http://www.youtube.com/watch?v=WtUN_FWSsh8y nos encantó todo lo que visitamos y que describes muy bien,pero..no conocimos la Boca de la verdad ,se ve increible. Creo que será un buen pretexto para regresar en nuestro aniversario!!!

  5. Leonhouses Vacaciones Roma

    La Boca de la Verdad es muy atractiva pero en realidad no lo pondría en la lista de las cosas que tiene a ver en Roma en pocos días. Sin embargo, es considerado un lugar de encanto grande y siempre se incluye en los caminos de la agencia de viajes

Dejanos tu comentario