Palma de Mallorca, la ciudad de los patios

Escrito por el 02/05/11 11:20

Patio de Palma de Mallorca

Patio de Palma de Mallorca

En general estamos habituados a identificar a Mallorca por la calidad y extensión de sus costas y por el disfrute de sus playas. La magnífica isla del Archipiélago de las Baleares es uno de los centros turísticos más solicitados y codiciados del mundo,  distinguido por su elegancia natural y por todo aquello que el visitante ansía hallar.

Mallorca ocupa un rincón hermoso del Mediterráneo e integra la comunidad autónoma más oriental de España. Conocerla es encontrarse con una fuente inagotable de sorpresas agradables que inevitablemente terminan por atraparnos. Pero su belleza no sólo está en sus costas, cuando visitamos Palma de Mallorca, la capital de la isla, no debemos  pasar por alto hacer un recorrido por  sus patios, una parte valiosa  del patrimonio cultural de la ciudad que injustamente apenas se conoce.

Palma de Mallorca es una ciudad luminosa que tiene repartido, por diferentes zonas, uno de los más destacados elementos arquitectónicos con  raíces en los siglos XIII y XVII. Los patios de Palma representan un magnífico legado del pasado que es orgullo de la población y del que también disfrutan los visitantes que los descubren.

En el trazado antiguo de Palma de Mallorca hay casas señoriales y palacios de la antigua nobleza, la gran mayoría fueron construidos entre los siglos XV y XVI, época de relaciones comerciales con Italia, de ahí la influencia del estilo italiano en su arquitectura. Por eso es que sus casas tienen amplios patios empedrados, adornados con plantas y con una cisterna en la entrada, para recoger el agua de la lluvia. La decoración interior por lo general es sobria y de calidad, con materiales nobles, escaso mobiliario y habitaciones continuas sin pasillos.

Rutas de los Patios de Palma

Patio de Palma

Patio de Palma

Una acertada iniciativa de las autoridades responsables del turismo en las Islas Baleares articuló la “Ruta de los Patios de Palma”, un interesante paseo que tiende a revalorizar uno de los elementos más característicos del barroco, renacimiento y gótico mallorquín.

Son dos los circuitos que componen el paseo visitando los sitios más significativos de la ciudad. Una es la Ruta de la Parte Alta y otra, la Ruta de Parte Baja. Más de 40 patios se distribuyen por la ciudad como parte de grandes casonas y palacios, muchos de ellos son en la actualidad edificios institucionales o dependencias municipales que conservan casi intacta su estructura original.

Sólo hay que contactarse con la Oficina de Turismo del Ayuntamiento de Palma de Mallorca para coordinar las visitas que duran alrededor de 2 horas, cuestan 5,00 Euros y se realizan con la compañía de un  guía especializado.


Dejanos tu comentario