Fiesta de la Flor en Madeira

Escrito por el 18/04/11 09:59

Funchal - Madeira

Funchal - Madeira

Te invitamos a cruzar el Atlántico para visitar Funchal en  Madeira, el archipiélago portugués donde todo pareciera una conspiración para enamorarse y volverse a enamorar.

Bendecida por una posición geográfica privilegiada Madeira es el mejor destino para esta primavera, fuente de inspiración para más de un poeta, la “isla de las flores” es un lugar que sin proponerse, puede hacernos despertar el más romántico sentimiento y asombrarnos una vez más con el milagro de la vida.

Sierra y mar, un paisaje siempre florido sobre un terreno arrugado,  radiantes atardeceres,  eso es lo que promete  Madeira con su lujuriante y variada vegetación, una combinación perfecta de características tropicales y mediterráneas.

Tanta variedad de aromas y colores en una geografía rodeada de agua de mar a casi mil kilómetros del continente, no podía ser mejor aprovechada que en una fiesta donde todo el mundo tenga oportunidad de enterarse que tanta belleza es posible. Es por eso que entre el 5 y 8 de mayo Funchal, la capital de Madeira invita a la “Fiesta de la Flor”, un evento deslumbrante donde se exponen alfombras florales, las calles se inundan de escaparates repletos de flores y los floricultores despliegan todo su arte en la Exposición de la Flor en el Largo da Restauraçao.

Para celebrar la primavera y su típica explosión exuberante, la ciudad realiza cada año el magnífico espectáculo lleno de aromas y colores, donde la flor protagoniza su más importante representación.

Fiesta del 5 al 8 de mayo

Fiesta de la Flor

Desde el 5 de mayo la Plaza Central de la Avenida Arriaga, se convierte en el Mercado de Flores, se muestran esculturas de flores protagonizadas por jóvenes que animan a todos los paseantes.

En la mañana del sábado 7 de mayo miles de niños se dan cita en la Avenida Arriaga para recorrer la Avenida Zarco hasta la Plaza del Municipio en el tradicional Desfile Infantil, en el Muro de la Esperanza depositan miles de flores como símbolo de su pedido de paz en el mundo.

Fiesta de la Flor

El momento más importante de la fiesta es el Desfile Alegórico de la Flor que se lleva a cabo el domingo 8  de mayo. Música, desfile de carrozas y una infinidad de figuras representativas, le rinden un colorido homenaje a la flor en un despliegue del que toman parte todas las variedades de flores de Madeira.

Rodeados de un verde intenso en un valle profundo,  sólo hay que abandonarse a la calidez de Funchal y disfrutar de su Fiesta de la Flor. La capital de la isla refugiada al sur de una hermosa bahía es el mejor ambiente para la fantástica aventura.


Madeira: Puro romance

Escrito por el 09/10/09 01:05

Madeira

Madeira

Debes visitar Madeira, una isla portuguesa en el Atlántico donde todo invita a enamorarse y volverse a enamorar. Fuente de inspiración para más de un poeta, la “isla de las flores” es un destino que sin proponerse, puede hacernos despertar el más romántico sentimiento.

Sierra y mar, paisaje siempre florido sobre un terreno arrugado,  radiantes atardeceres,  eso es lo que promete  Madeira.

En pleno Atlántico

A casi  1000 kilómetros de Portugal rodeados de agua de mar, no parece posible aceptar la realidad geográfica que indica que Madeira, es una de las islas, que junto con Porto Santo, el grupo de las Islas Desertas y las Islas Salvajes, forman la Región Autónoma de Madeira, pues estando aquí, resulta fácil abandonarse a la idea de ser los únicos habitantes del planeta.

Funchal, la capital

En medio de un verde intenso y un valle profundo nos abandonamos a la calidez de Funchal, la capital de la isla, que se refugia al sur en una hermosa bahía. Aquí encontramos el mejor ambiente para una aventura de a dos.

Paseando entre los jardines vamos entrando en clima, para estar preparados a la hora de visitar el Jardín Botánico y de la Orquídea, el colorido y típico barrio de Santa María, las estrechas calles empedradas con sus antiguas fachadas hasta llegar  el Mercado de Lavradores y otra vez al perfume de las flores, confundido con los vistosos vestidos de sus vendedoras y el aroma de las frutas.

Momentos de gastronomía y ocio

Puerto Moniz - Madeira

Puerto Moniz - Madeira

Es hora de hacer un recreo en alguno de los muchos restaurantes, bares o casas de fado, luego  montarnos al teleférico, para recorrer las laderas de la ciudad hasta llegar a Monte.

Más tarde,  habrá que sumergirse en las piscinas naturales de Porto Moniz o navegar en velero recorriendo la isla.

No hay que privarse de compartir una comida íntima teniendo al mar como cómplice  en alguno de los restaurantes de la costa,  que bien podría terminar  con un vodka con sorbete de mango y… luego  me cuentas.

Paisaje fantástico y restaurantes para cenar de a dos en medio del mar van a hacer que la reserva de Hoteles en Funchal en la Isla de Madeira, sea un viaje de puro romance.


Porto Santo, una isla perdida en el Atlántico

Escrito por el 27/05/09 13:00

9 km de apacibles y hermosas playas

9 km de apacibles y hermosas playas

En Portugal, a sólo 2 horas y media en barco o, si lo prefieres, a sólo 15 minutos en avión desde Madeira, se encuentra una de las islas más bellas de Europa: Porto Santo, paradisíaco pueblo en el que la tranquilidad se asocia a los placeres del mar y a la serenidad acogedora de los isleños.

Si estás buscando un refugio para unas apacibles vacaciones de verano, lejos del estrés cotidiano, Porto Santo puede ser tu destino ideal, por sus magníficos escenarios naturales formados gracias a sucesivas erupciones volcánicas, sus 9 kilómetros de tranquilas y doradas playas y el azul profundo del tibio mar, famoso por sus propiedades curativas.

En Porto Santo el proverbio “mente sana en cuerpo sano” recobra todo su sentido. Es una especie de isla mágica, perdida en el océano Atlántico, solicitada desde hace mucho tiempo por sus cualidades terapéuticas para la revitalización y la cura de enfermedades, esencialmente respiratorias. Además de las playas podrás aprovechar para tu salud y estética el amplio abanico de opciones que la gran mayoría de los establecimientos hoteleros ponen a tu disposición: piscinas naturales, saunas, centros de masaje, servicios de talasoterapia, hidromasaje y baños turcos.

Múltiples deportes en el Atlántico

Múltiples deportes en el Atlántico

Pero si prefieres disfrutar del ocio de una forma más activa, también éste es el sitio indicado, puesto que Porto Santo te brinda una gran variedad de actividades al aire libre, que abarca paseos por el lado salvaje de la isla a pie, a caballo, en bicicleta, moto, jeep o 4×4 y deportes, tales como golf, pesca, buceo, surf, windsurf, kitesurf, parasailing, esquí acuático, BTT, ala delta, y parapente.

En particular, en Porto Santo no dejes de subir al Pico do Facho, el más alto de la isla con 517 metros, ni al Pico do Castelo, desde donde se divisan los valles encajonados. Visita también los diversos miradores (el de Portela, con los molinos de viento que lo circundan, el de Pedreira en el Pico Ana Ferreira, con una bella panorámica sobre el campo de golf, y el Mirador de las Flores, con vistas sobre Madeira y las islas Desertas), la fuente de Areia y el “zimbralinho”, pequeño puerto de abrigo en el sudoeste de la isla.

Si viajas con niños, además de gozar de la playa y la naturaleza, podrán ir en familia a la Quinta das Palmeiras y disfrutar de un mini-zoo y un mini-jardín botánico bastante interesantes.

Naturaleza y diversión ofrece la noche en Vila Baleira

Naturaleza y diversión ofrece la noche en Vila Baleira

Tras un día de intenso paseo, podrás andar por las calles de la pintoresca ciudad de Vila Baleira, la capital de Porto Santo, donde se encuentra la Casa-Museo donde vivió Cristóbal Colón. Luego, podrás relajarte en las terrazas de los restaurantes junto a la playa, mientras degustas las famosas espetadas (brochetas) o un pescado a la parrilla acompañado con torta de maíz frita. Y aún más: si lo que te apetece es la movida nocturna, encontrarás bares y discotecas repartidos por toda la ciudad.

Si quieres aprovechar al máximo tu tiempo de descanso, apunta hacia Portugal. ¡Reserva tu hotel en Vila Baleira, Porto Santo, y goza del mar y el sosiego de esta isla de ensueños!