Verano en la Costa Vasca

Escrito por el 21/06/10 13:27

Mutriku

Mutriku

Llega el verano y después de haber soportado los fríos tan intensos del invierno, todos comenzamos a pensar en playas, costas y otra vez playas. España tiene un extenso litoral que nos permite escoger entre el Mediterráneo, el Atlántico o el Cantábrico.

Te animas a conocer la historia milenaria del País Vasco disfrutando alguna de sus playas?

Debabarrena es una comarca de Guipúzcoa que tiene costas para todos los gustos: playas, acantilados y múltiples actividades náuticas. Muchas de las mejores playas del País Vasco están acá, donde además de disfrutar del sol, el mar y el paisaje natural, también es posible practicar deportes acuáticos tales como el surf, windsurf, piragüismo y muchos más.

Mutriku, típico pueblo marinero, tiene una costa espectacular cubierta de playas y acantilados, muy apreciadas por los veraneantes, pero sobre todo por aquellos que quieren regresar de sus vacaciones con las más bellas fotografías. Estas costas que se extienden por casi 4 kilómetros tienen un inmenso interés natural y agua de la mejor calidad.

Situación de las playas

Limita al este con Deba, donde están las playas más tranquilas, separado por la ría de Deba, mientras que por el oeste se ubica Ondarroa que tiene a la famosa Playa de Saturraran, justo en el límite.

La orilla costera de Mutriku se muestra separada en dos partes bien diferenciadas y distribuidas entre el puerto y la zona urbana. El sector oeste se compone de acantilados y la rasa mareal de la zona en la denominada “Siete Playas”, mientras que en el sector ubicado al este del puerto de Mutriku, entre la punta de Alkolea y la desembocadura de la ría Deba, se forma la Ensenada de Arbe.

Siete Playas se ubica a los pies de las peñas de Santurraran, justo en la base de los abruptos acantilados se suceden hermosas calas que dan nombre al lugar, uno de los rincones más lindos y más fotografiados de la costa vasca. La Ensenada del Arbe en tanto, se caracteriza por su gran cantidad de fósiles, un sitio muy apreciado por coleccionistas de amonites y belemnites, también por los aficionados a la pesca, submarinismo y buceo recreativo.

De interés

Por otra parte Mutriku tiene un interesante casco histórico medieval muy bien conservado, un puerto pesquero, palacios y casas solariegas, museos, una importante industria conservera y es también cuna de los marinos Gaztañeta y Churruca, héroes de la Batalla de Trafalgar.

Para este verano, no te prives de reservar Hoteles en Mutriku para comenzar disfrutando del mar  en el litoral cantábrico del País Vasco.


De “pinchos” por el País Vasco

Escrito por el 25/01/10 23:38

La mejor manera de conocer cualquier lugar es través de su gastronomía y el País Vasco no es la excepción. Aquí nos encontramos con una tradición muy arraigada, que si bien se repite en casi toda España, en  esta región se cultiva con real devoción, se trata de “ir de pinchos”.

“Pinchos”, una buena razón

“Ir de pinchos” por las ciudades vascas,  Bilbao, San Sebastián, Victoria Gasteiz o cualquier otra población, significa la manera más acertada de conocer las bellezas monumentales de sus cascos históricos y de sentirse integrado al sentimiento del pueblo vasco.

Los “pinchos” (pintxos) son pequeñas creaciones  que se convierten en verdaderas joyas culinarias en las fuentes de los bares, donde saborearlas tiene el valor agregado del bullicio popular y el ambiente distendido que se vive en esos locales.

Tradicionalmente los “pinchos” se preparan con los productos de la tierra de cada lugar, carnes, embutidos, mariscos y quesos. Caprichosamente exhibidos en platos llamativamente decorados dejando al descubierto el ingenio e imaginación del cocinero, cubren la barra de los locales, por lo que nada más verlos es imposible resistirse a probarlos.

Si se dispone a “ir de pinchos” hay que dejar de lado la prisa, proveerse de toda la calma posible y aventurarse con tranquilidad a la ruta de los “pinchos“. Entrar a cada local y dejarse llevar por los aromas, colores y sabores, pero no dejarse atrapar por ninguno de ellos para que quede tiempo suficiente para poder continuar el recorrido.

Algunos “pinchos” más característicos

Por ejemplo en Vitoria Gasteiz visite el casco viejo medieval, los alrededores de la Catedral de Santa María o la Plaza del Machete y no se prive de los “pinchoscon pimientos, lo más característico de los bares del lugar.

En el casco viejo de Bilbao los pinchos más populares son los elaborados a base de bacalao, champiñones y tortillas. En la parte vieja de San Sebastián recorra las intricadas y estrechas calles para detenerse en cada taberna y comparar las distintas variedades de pinchos que ofrece cada una de ellas.

La “ruta de pinchos” por el País Vasco puede resultar una buena excusa para reservar Hoteles en Bilbao, Hoteles en Vitoria Gasteiz, Hoteles en San Sebastián o en cualquier otra ciudad, para conocer el verdadero significado que tienen los “pinchos“, delicias en miniatura,  para un pueblo especialmente dedicado a exaltarlos.


España verde – Parte II: Cantabria y País Vasco

Escrito por el 07/04/09 01:18

Bahía de Santander, en Cantabria

Bahía de Santander, en Cantabria

La llamada “España verde”, integrada por Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, conjuga entornos naturales privilegiados y culturas antiquísimas.

Como seguramente recuerdas, en un post anterior hemos recorrido ya las dos primeras de estas regiones, pero aún nos quedan por visitar Cantabria y el País Vasco, las cuales también son destinos turísticos ineludibles para los amantes de la naturaleza.

Cantabria conforma los Picos de Europa, sin embargo su riqueza natural y cultural no se agota allí: a los abundantes paisajes montañosos se les suman las bellísimas playas de Santander, Santillana del Mar, Laredo y Comillas y, obviamente, una de las cunas del arte rupestre: las espectaculares Cuevas de Altamira.

En cuanto al País Vasco, esta región del extremo nororiental de España ha sido nutrida de un verde cuyos tonos van variando del más claro al más oscuro, dependiendo de sus zonas. Continuar leyendo →


España verde – Parte I: Galicia y Asturias

Escrito por el 20/03/09 19:10

España verde: turismo en la naturaleza

España verde: turismo en la naturaleza

El mapa de la denominada “España verde” es una amalgama perfecta de entornos naturales privilegiados y culturas antiquísimas, como lo demuestran, por ejemplo, las cuevas de arte rupestre paleolítico de la cornisa cantábrica, declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

La varita mágica de la naturaleza ha dotado a las cuatro regiones que forman este mapa, Galicia, Asturias, Cantabria y el País Vasco, de una belleza inigualable: parques, reservas naturales, bosques, lagos, valles y montañas rodean preciosas villas delimitando un conjunto turístico de características insospechadas, desde el punto de vista de la conservación y la diversidad de paisajes.

A su vez, cada una de las regiones de la “España verde” engloba de forma particular un sinfín de atractivos que merecen ser destacados.

Tesoros del mar en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas

Tesoros del mar en las Islas Atlánticas

La parte noroccidental del mapa de la Comunidad de Galicia cuenta -además de con una importantísima industria pesquera que nos deleita entre otras cosas con el percebe, único en España– con bellísimos monumentos, como la Catedral de Santiago de Compostela y la Catedral de Lugo.

En cuanto a la diversidad biológica, las Rías Bajas gallegas concentradas en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas albergan infinitas especies de aves marinas, tortugas, focas y delfines junto a más de 200 especies de algas. Continuar leyendo →


Guggenheim Bilbao

Escrito por el 18/02/09 10:00

Símbolo del Guggenheim, el terrier creado por Jeff Koons

Símbolo del Guggenheim, el terrier creado por Jeff Koons

Así como New York, Las Vegas, Berlín y Venecia, el País Vasco también tiene su propia meca de arte contamporáneo: el Museo Guggenheim Bilbao, impactante obra arquitectónica del norteamericano Frank O. Gehry, realizada en titanio, piedra y cristal, sobre las márgenes del río Nervion.

¿Por qué comenzar por el edificio y no por las colecciones? Porque aquél, con sus 24 mil metros cuadrados de superficie y más de 50 metros de alto, divididos en diversos volúmenes ortogonales, curvados y retorcidos, es en sí mismo una acabada expresión del vanguardismo del siglo XX.

Ya en el ingreso, un perro gigantesco y florido recibe a los visitantes: se trata de una inmensa escultura de acero, cubierta de unas 40 mil flores naturales, que cambian dos veces al año, según la flora de la temporada. ¿Qué simboliza este perro? La unión de dos épocas: por un lado, la de los jardines del siglo XVIII y, por otro, la de las mascotas como ícono de la cultura de masas.

Allí mismo, a tan solo algunos metros, está emplazada un inmensa araña de bronce, llamada Mamá, que es una escultura de la artista Louise Bourgeois.

Continuar leyendo →