Porto Santo, una isla perdida en el Atlántico

Escrito por el 27/05/09 13:00

9 km de apacibles y hermosas playas

9 km de apacibles y hermosas playas

En Portugal, a sólo 2 horas y media en barco o, si lo prefieres, a sólo 15 minutos en avión desde Madeira, se encuentra una de las islas más bellas de Europa: Porto Santo, paradisíaco pueblo en el que la tranquilidad se asocia a los placeres del mar y a la serenidad acogedora de los isleños.

Si estás buscando un refugio para unas apacibles vacaciones de verano, lejos del estrés cotidiano, Porto Santo puede ser tu destino ideal, por sus magníficos escenarios naturales formados gracias a sucesivas erupciones volcánicas, sus 9 kilómetros de tranquilas y doradas playas y el azul profundo del tibio mar, famoso por sus propiedades curativas.

En Porto Santo el proverbio “mente sana en cuerpo sano” recobra todo su sentido. Es una especie de isla mágica, perdida en el océano Atlántico, solicitada desde hace mucho tiempo por sus cualidades terapéuticas para la revitalización y la cura de enfermedades, esencialmente respiratorias. Además de las playas podrás aprovechar para tu salud y estética el amplio abanico de opciones que la gran mayoría de los establecimientos hoteleros ponen a tu disposición: piscinas naturales, saunas, centros de masaje, servicios de talasoterapia, hidromasaje y baños turcos.

Múltiples deportes en el Atlántico

Múltiples deportes en el Atlántico

Pero si prefieres disfrutar del ocio de una forma más activa, también éste es el sitio indicado, puesto que Porto Santo te brinda una gran variedad de actividades al aire libre, que abarca paseos por el lado salvaje de la isla a pie, a caballo, en bicicleta, moto, jeep o 4×4 y deportes, tales como golf, pesca, buceo, surf, windsurf, kitesurf, parasailing, esquí acuático, BTT, ala delta, y parapente.

En particular, en Porto Santo no dejes de subir al Pico do Facho, el más alto de la isla con 517 metros, ni al Pico do Castelo, desde donde se divisan los valles encajonados. Visita también los diversos miradores (el de Portela, con los molinos de viento que lo circundan, el de Pedreira en el Pico Ana Ferreira, con una bella panorámica sobre el campo de golf, y el Mirador de las Flores, con vistas sobre Madeira y las islas Desertas), la fuente de Areia y el “zimbralinho”, pequeño puerto de abrigo en el sudoeste de la isla.

Si viajas con niños, además de gozar de la playa y la naturaleza, podrán ir en familia a la Quinta das Palmeiras y disfrutar de un mini-zoo y un mini-jardín botánico bastante interesantes.

Naturaleza y diversión ofrece la noche en Vila Baleira

Naturaleza y diversión ofrece la noche en Vila Baleira

Tras un día de intenso paseo, podrás andar por las calles de la pintoresca ciudad de Vila Baleira, la capital de Porto Santo, donde se encuentra la Casa-Museo donde vivió Cristóbal Colón. Luego, podrás relajarte en las terrazas de los restaurantes junto a la playa, mientras degustas las famosas espetadas (brochetas) o un pescado a la parrilla acompañado con torta de maíz frita. Y aún más: si lo que te apetece es la movida nocturna, encontrarás bares y discotecas repartidos por toda la ciudad.

Si quieres aprovechar al máximo tu tiempo de descanso, apunta hacia Portugal. ¡Reserva tu hotel en Vila Baleira, Porto Santo, y goza del mar y el sosiego de esta isla de ensueños!


Avila, ciudad con encanto medieval

Escrito por el 20/02/09 10:00

La encantadora Avila

La encantadora Ávila

Al recorrer las distintas regiones de España, te sorprenderás con hermosas ciudades donde se entremezclan encantadoras historias con monumentos gloriosos y sabores de comida casera. Éste es el caso de Ávila, en la provincia de Castilla y León: una bellísima ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que te transportará al esplendor de la Edad Media.

Sus murallas

Las murallas de Ávila

En Ávila de los Caballeros, tal como es el título honorífico de la ciudad, podrás recorrer la muralla románica medieval más completa de Europa, que cuenta con 9 puertas de entrada y que por la noche se transforma en el monumento iluminado más grande del mundo.

Además, sus maravillosas iglesias te encantarán por su misticismo sin igual; así, visitarás la imponente Catedral del Salvador de Ávila y las románicas San Vicente, donde se encuentra el sepulcro de este santo de Ávila, y San Pedro, ubicada por fuera del recinto amurallado, frente a la puerta del Alcázar. Continuar leyendo →