Los tesoros escondidos del Vall de Boí

Escrito por el 19/04/10 15:15

Iglesia Románica - Sant Clemente de Taüll

Iglesia Románica - Sant Clemente de Taüll

El Vall de Boí es un precioso conjunto de valles y sierras que se encuentra en la provincia de Lérida, en la cuenca principal del río Noguera de Tor en la comarca catalana de la Alta Ribagorza.

Por todo el valle se hallan diseminados núcleos poblacionales que se fueron configurando a través de los tiempos y guardan en su interior uno de los conjuntos artísticos más valiosos de Europa y una inmensa  riqueza natural protegida por las espectaculares cumbres de los Pirineos.

Descubrir el Pirineo Catalán significa optar por vacaciones completas, porque aquí hallas arte, deporte, naturaleza, bienestar y belleza todo en un mismo lugar.

Arte Románico

Comencemos por el valioso arte románico del Valle de Boí compuesto por nueve iglesias cuya antigüedad oscila entre el siglo XI y XII con un valor artístico de tal magnitud, que la UNESCO las ha declarado Patrimonio de la Humanidad.

Estos monumentos son la más pura muestra del arte románico y se sitúan en distintos pueblos pero con rasgos característicos que los unen: campanarios esbeltos, impresionantes murales en su interior, meticuloso y delicado trabajo en las piedras de las paredes exteriores y estructuras simples y sencillas.

Un detalle que aumenta el atractivo de estas obras monumentales es el entorno donde se ubican, entre el típico paisaje de montaña, cada una de estas iglesias crea una tradicional estampa destacándose entre las construcciones comunes de las poblaciones rurales, hechas de pizarra, madera y piedra.

Iglesia Románica - Sant Feliú

Iglesia Románica - Sant Feliú

Dentro de los templos se pueden apreciar reproducciones de famosas pinturas cuyos originales se exponen en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, de entre las que se destacan San Juan de Boí, San Clemente o Santa María de Taüll.

Paisaje de alta montaña

Pero además del extraordinario valor arquitectónico románico que hallamos en el Valle de Boí, la riqueza natural de la comarca combina adecuadamente y hace aún más completo el recorrido. Si estamos aquí tenemos acceso rápido y fácil al Parque Nacional d’Aigüestortes, un cuadro natural que contiene más de 200 lagos, ríos, barrancos y caídas de agua.

A 3 kilómetros de Taüll se encuentra la estación Boí Taüll Resort, la estación de esquí con  la cota más alta de los Pirineos: 2.751 metros de altura.

Aquí no termina la aventura, a 5 kilómetros de la población de Erill del Vall hay un sitio ideal donde relajarse y disfrutar de tratamientos para la belleza y la salud en el balneario de Caldas de Boí.

Si reservas Hoteles en Vall de Boí no vas a tener tiempo para el aburrimiento. La oferta de atractivos es tentadora y muy variada.


Ruta de los Pirineos

Escrito por el 12/05/09 18:10

Una opción relajante para tus vacaciones de verano

Una opción relajante para tus vacaciones de verano

La ruta de los Pirineos se extiende desde el Mar Cantábrico hasta el Mediterráneo, y en sus 450 km de cadena montañosa, con alturas que alcanzan los 3000 metros, el visitante puede acceder a inmejorables vistas de los valles, pueblos y ciudades que componen esta maravillosa estampa del norte peninsular.

Francamente, los atractivos turísticos de esta zona son innumerables, entre ellos, cabe destacar que la ruta de los Pirineos es el punto de partida de uno de los itinerarios emprendidos por los peregrinos del Camino de Santiago. Pero también, que cada una de las regiones que comparte esta cadena montañosa, Navarra, Cataluña y Aragón, sorprende al visitante con sus costumbres y tradiciones, su arte, su gastronomía típica, su oferta deportiva y de ocio, y su característica belleza natural.

El encanto de los pueblos del Pirineo navarro

El encanto de los pueblos del Pirineo navarro

Durante siglos, la ruta de los Pirineos fue un puente entre España y el resto de Europa, fruto de ello es el impresionante legado cultural y artístico al que hoy se puede acceder, a través de monasterios, iglesias y antiguas fortalezas. De este inmenso patrimonio, sobresalen las iglesias románicas del Val d’Aran y los monasterios de Sant Sadurní de Tavernoles y Gerri de la Sal, en la provincia de Lleida.

En cuanto a la gastronomía, la cocina de los Pirineos es rica en aromas y sabores, destacándose Continuar leyendo →